Registra tú Hotel aquí
Es
EUR

Noticias

Te mantenemos informados, con todos los temas realcionados a obtener un hospedaje maravilloso

Las Médulas: Fiebre del oro en León

Una de las mejores cosas que se puede hacer en Madrid para relajarse y tomar el aire fresco, es subirse a la Sierra de Guadarrama a pasear por sus senderos, nosotros, los locos de las fotos íbamos buscando retratar la sierra como venimos haciendo desde hace mucho tiempo, esta vez toco subir hasta el Mirador de la Naranjera y disfrutar de las espectaculares vistas del Valle de Cuelgamuros.

Para llegar hasta el mirador de la Naranjera hay que ir primero hasta el área recreativa de la Fuente de las Negras, hay dos maneras de llegar, desde el Escorial siguiendo la carretera que va a Peguerinos atravesando el Monte Abantos o desde el puerto Alto del León siguiendo la pista forestal que va hasta Peguerinos, nosotros tomamos la segunda opción, dejando el pueblo de Peguerinos atrás llegamos hasta el área recreativa conocida por la Fuente de las Negras, desde allí cogimos una pista forestal en la que estaba indicada en todo momento la dirección del Mirador de la Naranjera, al margen izquierdo de la pista se pueden ver unos riscos graníticos con formas muy peculiares, en menos de un kilómetro llegamos a una intersección donde se cruzaba el famoso GR-10, allí se dejaba ver el refugio de la naranjera, hoy en día en ruinas con el techo colapsado, desde el refugio cogimos un pequeño sendero que bordeaba el famoso murete de Felipe II y tras las moles de granito se dejaba ver en la distancia la imponente cruz del Valle de los Caídos.